Read More
Testimonios

¡Quiero Ser Sana, Y Punto!

Ojalá me recuerde, pastor Pabón.

Digo esto porque lo entiendo cuando dice que es casi imposible recordar los rostros de tanta gente que a diario cruza por su camino. Pero mi deseo es que me recuerde y también que recuerde mi sonrisa como resultado de la sanidad que hoy recibí. Una sonrisa sincera de una mujer sana emocionalmente. Déjeme contarle.

Irónicamente, he sido una mujer físicamente sana, a mis 56 años no sufro de ningún achaque físico, gracias a Dios… nada que ver con mi salud interior.

Fui uno de esos niños que crecimos entre las bancas de un templo (me imagino que ya ha escuchado esta frase antes). Mis padres, pastores desde mi nacimiento. Crecí en un pueblo de México donde mi papa pastoreo por 12 años una iglesia muy bonita. Bueno, mis padres sinceramente fueron un matrimonio hermoso y lleno de amor. En ningún momento quiero que se piense que mis padres fueron negligentes en el cuidado de sus hijos. Hace 3 años fueron a estar con el Señor, uno detrás del otro, ni un año transcurrió para que mi mama siguiera a mi papá. Mi papá siempre decía: señor, no me lleves hasta que todos mis hijos están en tu camino. Mi hermano, el más chico, nunca había tenido un encuentro personal con Dios. Hace cuatro años tuvo un encuentro tan bonito con Dios que mis padres viajaron 10 horas para venir a presenciar el bautismo en aguas de mi hermanito. Después del servicio nos reunimos a comer, y mi padre ya de 82 años levantó sus manos al cielo, y dijo <ahora sí, Señor, cuando tú digas.

¿Quiere saber de qué fui sanada? De mis emociones, de mi carácter, de mi amargura, de un corazón duro. Le quise testificar porque por medio de su mensaje me di cuenta de la razón de por qué no había recibido sanidad. Después de tantos años por fin HOY le dije al Señor ¡Si! ¡QUIERO SER SANA, Y PUNTO!

Porque como el paralítico de Betesada, por muchos años decía “Pero Señor es tu culpa, tú permitiste que me lastimaran cuando apenas tenía 8 años de edad. ¿Pero por qué?

Ahora me preguntas, ¿quieres ser sana?”

Cuando tenía 8 años se hizo una remodelación del templo de la iglesia que mi papá pastoreaba y se contrató gente para los trabajos que los hermanos de la iglesia no sabían hacer, y uno de esos hombres abusó sexualmente de mí. Durante años, después de eso, desarrollé un carácter rebelde, depresivo de coraje, de pleito, de amargura, fue difícil para mis padres lidiar conmigo.

Ellos nunca supieron el motivo. Pero siempre supieron que algo estaba mal. Crecí así y me case a los 19 años con el primer joven que me pidió casarme. Puedo decir que arruiné su vida y vino el divorcio. Aun así Dios me bendijo con dos hijas hermosas. Sabía que algo no estaba bien conmigo y entendía el porqué de esta enfermedad emocional, además me acerqué a Dios, aunque nunca le permití que me sanara, hasta hoy que entendí POR QUE.

Desde hace 20 años tengo una mejor vida, pero no tan buena como después de HOY en el que El me sanó. Por años le pregunté al Señor dónde estaba ese día… Desde hoy no preguntaré más, ahora que soy sana no siento la necesidad de entenderlo, solo le doy gracias a El por mi sanidad, me siento libre, si, eso es, libre, liviana, por primera vez en mi vida.

Dios lo bendiga y lo siga usando para su gloria.

Read More
Artículos

El Señor desea que les prediquemos a todos

El mundo no estará evangelizado hasta que cada individuo haya sido expuesto al mensaje salvador de Jesucristo; hasta que a cada persona se la haya concedido la oportunidad de arrepentirse y recibir a Cristo Jesús.

Cuando un periodista me preguntó si pensaba que el mundo estaba sobre-evangelizado, le respondí con otra pregunta: ¿Hay pecado en el mundo? ¿Hay borrachos, adictos de todo tipo, prostitutas, abuso doméstico, abortos, infidelidades, racismo? Si su respuesta es sí, entonces el mundo no está todavía evangelizado.

Mis hermanos, no hemos terminado la tarea que nos fue encomendada, ni siquiera estamos cerca de haberlo logrado. Escuché al Dr. Bill Bright decir una vez que al ritmo que estamos evangelizando ni en cien generaciones alcanzaríamos a la humanidad. El Dr. Bright tenía toda la razón.

Por ello no he bajado la intensidad de mi trabajo de evangelización, y en los últimos tres años estoy haciendo un gran esfuerzo por equipar a la nueva generación.
Durante este tiempo he compartido el seminario “Hábitos que transforman” con miles de pastores, jóvenes y otros creyentes que van la urgencia de la evangelización. Crear conciencia de lo crucial de esta tarea es determinante para lograr el avance que necesitamos. Siento que en estos momentos la iglesia está siendo llamada a un empuje impetuoso. No podemos tomar pasivamente esta tarea; el llamado a la evangelización requiere de una acción determinante.

Donde no se evangeliza la iglesia termina respirándose el aliento los unos de los otros. Nada nuevo ocurre; no hay a quien dar lo recibido, no hay a quien enseñar lo aprendido, no hay ladrillos nuevos para continuar edificando. Por lo tanto, el edificio se estanca.

Refiriéndose a si mismo, Jesús dijo en Lucas 19:10: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”. El objetivo de Jesús en su primera venida fue la salvación de los perdidos.

2da. Pedro 3:9 dice: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”, Es claro que si el Señor desea que “todos procedan al arrepentimiento”, entonces desea que les prediquemos a todos.

Si bien en su primera venida el objetivo de Jesucristo fue salvar a los perdidos, en su segunda venida será levantar a los ya salvos. Eso pone a nuestro trabajo un tiempo límite para accionar. Tenemos que trabajar con ahínco “en tanto que el día dura”. No ayuda lamentarnos por el desperdicio del tiempo pasado; tampoco pensar en dedicar algo de tiempo a la evangelización en el futuro. La única evidencia de compromiso verdadero es hacer algo hoy. Este es el día en el que podemos ser fieles al Señor ganando vidas para su gloria.
¡Animo y pongamos manos en la obra! Nuestra responsabilidad dura, hasta que el mundo crea.

Read More
Artículos

EL MEJOR LIBRO DE AUTO- AYUDA

Una periodista catalogó la Biblia del Pescador como el mejor libro de auto-ayuda del mundo. Tal vez sería un error estratégico buscar una Biblia en la sección de auto-ayuda de una biblioteca porque probablemente no la hallará. Regularmente la encontraremos en la sección llamada religión.

La mayoría de las personas perciben la Biblia como un manual de religión. Pero basta una lectura ligera de la Biblia para descubrir que no trata de eso. En el sentido más estricto de la palabra tal vez debamos ver la Biblia como un manual de relación. Es un libro que tiene como propósito dar a conocer al Cristo de Dios y re-ligar al ser humano con su creador en una relación de eternidad.

La Biblia atiende las necesidades más básicas y centrales del ser humano. Toda persona peregrina por la vida intentando saciar su sed de significado. ¿Quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy? No todo el mundo está consciente de que esa es su mayor necesidad, pero cuando encuentran respuesta se sienten realizados. La Palabra de Dios sacia.

La Biblia es un manual de vida. Ella nos enseña a ser padres, hijos, esposos, empresarios, gobernantes. Nos enseña a crecer, vivir y morir. Define la perspectiva de la vida y coloca cada cosa en su lugar. Quien estudia la Biblia sirve a Dios, no al dinero. Atiende el cuerpo no el vientre. Valora la eternidad sobre la vida terrenal. Sabe que el bien vence el mal y que el mayor poder del universo es el amor.

Con esto en mente se justifica el comentario de la periodista sobre la Biblia del Pescador. Es el mejor libro de auto-ayuda del mundo. En la Biblia del Pescador hallará un índice temático que le llevará de la mano para investigar de forma sencilla y precisa cualquier tópico de interés.

Uno de los mayores problemas que experimentamos al leer la Biblia es ¿por dónde debemos comenzar? o ¿cómo encontrar lo que busco? Biblia del Pescador resolvió ese problema. Su índice temático está dividido en seis secciones: Apologética, Consejería, Doctrina Cristiana, Evangelismo, Devoción e Iglesia.

Apologética
Aquí hay una selección de las principales religiones del mundo y sus creencias. El individuo tendrá la oportunidad de leer lo que dice la Biblia entorno a cada creencia y contrastarla con lo que dice la tal religión. Este es un magnífico ejercicio espiritual e intelectual.

Consejería
En esta sección se tratan los temas más populares y de mayor interés en personas de todas las edades y credos. ¿Cómo nos ayuda Dios en tiempo de depresión, quiebra económica, aborto, homosexualidad, suicidio, vicios, juegos de azar, malos pensamientos, tentaciones y mucho más?

Doctrina Cristiana
Toda pregunta sobre temas doctrinales se responde en la Biblia. Esta sección le llevará a conocer el pensamiento divino en cada punto doctrinal.

Evangelismo
Cómo compartir a Dios con cada persona. Descubrirá versículos específicos para ministrar a un: médico, juez, abogado, pandillero, ama de casa, político, mendigo, enfermo, policía y docenas de otros perfiles.

Devoción
Una relación saludable con Dios requiere de un dominio de temas devocionales como la oración, el ayuno, la alabanza y otros. Aquí aprenderá lo que espera Dios de sus adoradores.

Iglesia
Entender el concepto bíblico de iglesia es medular en la vida. Hay mucho prejuicio contra la religión institucional pero un vistazo a las Escrituras provoca el amor por la iglesia del Señor. Descubrirá como ser parte de ella de manera funcional y práctica.

A menudo la gente intenta enmarcar su relación con Dios en la visión de una determinada expresión religiosa y se siente desubicada. La Biblia del Pescador le asistirá en la búsqueda personal de esa relación con Dios particular y auténtica.

Algunas de las más profundas crisis le llegan a la persona cuando no hay un psicólogo, pastor o consejero presente. La Biblia siempre estará allí para consultar a Dios. En ese sentido sí es correcto decir que la Biblia del Pescador es el mejor libro de auto-ayuda del mundo. ¿Por qué ir a otras fuentes cuando podemos ir directamente a la fuente de toda sabiduría?

Read More
Artículos

¡HE AQUÍ EL HOMBRE!

“Y Pilato les dijo: ¡He aquí el hombre!”

Juan 19.5

Una multitud de furiosos y prejuiciados enemigos procuraban la muerte de Jesús. Entre ellos había todo tipo de personas. Mientras la multitud enardecida reclamaba la vida de Jesucristo aparece Pilato con Jesús coronado de espinas, golpeado y humillado. De pronto, una declaración que me ha hecho pensar profundamente en el significado de la palabra hombre: ¡He aquí el hombre!

Quienes respiraban odio y maldad contra él se sentían muy hombres. Allí estaban, de seguro, aquellos que creían que el verdadero hombre es aquel que tiene muchas mujeres. Los que intentan mostrar su hombría tomando cuantas mujeres pueden sin importarles el sufrimiento que con eso producen e ignorando por completo el orden de Dios para la familia. A estos Jesús les fue presentado como “el hombre” pero sin mujeres. ¡Qué contraste!

También, creo que hicieron presencia los groseros. Los que tienen la boca llena de vulgaridades y así logran que sus argumentos sean escuchados. Los que a falta de razones sabias se imponen por el volumen de su voz reduciendo a sus esposas al amargo silencio. A los tales también se les presentó “el hombre”. Pero no el bocón sino el que sin abrir su boca fue llevado al matadero. Uno cuyas frases revolucionarias no destilaban odio sino perdón, amor y compasión. Los contrastes continuaron.

Los adinerados no podían faltar. Los que le ponen precio a todo. Los que dicen “tanto tienes, tanto vales”. Los que piensan que la felicidad se compra y los seres humanos también. Los que intentaron alguna vez comprar el don de Dios y en otras ocasiones se alejaron de Jesús preocupados al ver que este no estaba interesado en sus riquezas, sino que los exhortó a darlas a los pobres. Los que creen que se es más hombre cuando se posee más y que el propósito de la vida es acumular. Difícil les resultaría oír que Pilato llamara “el hombre” a uno que ni siquiera tenía donde recostar su cabeza. Al que para enriquecer a todos se hizo pobre.

También se hicieron presentes los que muestran su hombría mediante golpes. Los guapos, bravos, violentos. Los que imponen la ley del más macho con sus puños, armas u otras formas de agresión. Y qué ironía que el Rey de Reyes no tuviera un ejército que lo defendiera, que ordenara a Pedro guardar su espada y que dijera: “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.”.

Estoy convencido de que se les hizo complicado oír las palabras de Pilato e imposible entenderlas: “He aquí el hombre”.

Posiblemente el mismo Pilato no tuvo conciencia de la profundidad de su declaración. Pero al presentar a Jesús como “el hombre” estaba dando respuesta a las interrogantes y vacios de los corazones de todos cuantos acusaban al Señor. Hombres que necesitaban un modelo. Que habían seguido los ejemplos de una sociedad caída y una religión deteriorada.

Jesús no fue presentado como un hombre sino como “el hombre”. El verdadero hombre, el verdadero modelo. No escribió un libro, no tuvo un hijo y tal vez tampoco sembró un árbol, pero quién puede negar que su vida fuera plena. Quién puede negar que fuera el más hombre de todos los hombres y el único perfecto.

Mis amigos, cómo nos han engañado y nos han vendido una hombría que no es tal. Cómo nos hemos desviado de senda. Si aquella multitud no tuvo la capacidad de apreciar al que se le presentaba como “el hombre” nosotros sí. Miremos a Jesús y tomemos la decisión de ser hombres verdaderos, como Él. No haber estado en el patio de Pilato no nos pone en desventaja, la realidad es que Dios nos lo presenta desde el calvario y podemos oír su voz llamando nuestras atención: “He aquí el hombre”

Read More
Noticias

ASEGURAN QUE CINCO MINUTOS AL DÍA SON SUFICIENTES PARA INICIAR UNA VIDA EXITOSA

Con el fin de promover estilos de vida saludables de forma integral, invirtiendo solo cinco minutos al día, el editor general de la Biblia del Pescador, el Dr. Luis Ángel Díaz-Pabón regresa a Puerto Rico para ofrecer su magistral conferencia Hábitos que Transforman este próximo sábado, 12 de marzo de 2016 en Toa Alta.

“Cuando estuvimos en California, ofreciendo este seminario, un pastor reaccionó (“Siempre nos dicen que hacer, pero nadie nos había dicho como hacerlo”), por eso es que Hábitos que transforman es un evento único, porque además de sugerir que hacer para transformar su vida y la de otros, le decimos como hacerlo. Venga y compruebe por usted mismo cómo cinco minutos pueden catapultar una revolución espiritual en su vida”, manifestó Díaz-Pabón.

Sobre el origen de la conferencia, el también Pastor y evangelista por mas de 40 años dijo, “por diversas razones los cristianos están adoptando hábitos que los alejan de actividades realmente transformadoras como lo son la lectura de la Biblia, la oración y la evangelización. Nuestro ministerio ha asumido el llamado divino para ser un instrumento de transformación dentro del pueblo de Dios, diseñando herramientas que ayuden a los pastores y líderes en su ardua labor de evangelizar y discipular”.

Añadió, “durante el pasado año realizamos varias actividades con el objetivo de crear conciencia sobre la urgencia de retomar el estudio de la Biblia y culminamos con el exitoso evento, Vida para PR. Allí sobre cuatro mil cristianos le dijeron Sí a la Biblia y proclamaron que es la Palabra de Dios, vigente y útil para una vida exitosa. Este año comenzamos con Hábitos que Transforman y Encuentros de Bendición en diferentes pueblos con el objetivo de brindar herramientas al pueblo para adoptar el hábito de la lectura de la Biblia, la oración y la evangelización”.

Finalmente Díaz-Pabón insistió sobre la urgencia de desarrollar hábitos espirituales que perduren y sirvan de guía para una vida de éxito en todas las áreas, económica, física y espiritual.

Read More
Artículos

REGALARÁN 400 MIL BIBLIAS A FAMILIAS

Líderes religiosos de distintas denominaciones contemplan entregar más de 400 mil biblias al mismo número de familias en Ciudad Juárez, dijeron, para hacer frente a una necesidad que tiene la ciudad, ante un problema de violencia, drogadicción, familias disfuncionales y delincuencia juvenil.

José Ángel Torrero Chávez, coordinador del programa “Que todo Juárez tenga una Biblia”, expuso que el ejemplar que van a repartir, llamado “La Biblia del Pescador”, tiene un índice temático para que “si una persona está pasando un problema, ahí mismo pueda encontrar una solución”.

Dijo que la idea nació de integrantes de algunas comunidades religiosas, sobre todo evangelistas y católicas, además de algunas asociaciones civiles y demás alianzas evangélicas.

Anunció que iniciarán la campaña con 15 mil libros a repartir, aunque agregó que están buscando patrocinadores para poder continuar con la meta.

Torrero Chávez expuso que una editorial les cobrará 5 dólares por cada biblia y un evangelista puertorriqueño que radica en los Estados Unidos donará un libro por cada uno que sea adquirido.

Mencionó que para entregarlas, se capacitarán a unas mil 200 personas para que vayan a tocar puertas, casa por casa. Hoy darán capacitación a las primeras 400.

“Estamos buscando una transformación para las familias y la ciudad”, externó el líder religioso.

Agregó que entregaron una biblia ayer a elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y al mismo titular de la dependencia investigadora, Jorge Nava. Además anunció que el próximo 10 de octubre acudirán al Centro de Readaptación Social (Cereso) para hacer lo mismo.

Pretenden iniciar con la entrega la segunda semana de octubre, comentó.

jolmos@redaccion.diario.com.mx